5 HÁBITOS DE LOS MADRUGADORES QUE TE AYUDARÁN EN EL TRABAJO

En el Día Mundial del Sueño, te damos cinco sencillos cambios de rutina que pueden mejorar el resto de tu día, en el trabajo y en la vida en general. No es necesario hacer TODOS pero, sin dudas, los madrugadores que ponen en práctica algunos de estos tips, obtienen buenos resultados.

  • Mañanas en familia

Aprovechar las mañanas para pasar tiempo con tu familia es incluso más beneficioso que hacerlo a la noche, cuando nuestro cerebro está exhausto. De hecho, está comprobado que somos más propensos a discutir cuando estamos cansados. Por el contrario, por las mañanas hacemos valer realmente esos 15 o 30 minutos con nuestros afectos. Arrancar el día así, repercutirá positivamente en tu jornada laboral.

  • Meditá

Te recomendamos empezar tus días con unos 20 o 30 minutos de meditación. Por un lado, te permite conectar y comunicarte con tu Yo más profundo y, por otro, te ayuda a reducir el nivel de pensamientos negativos. Esto mejorará tu salud mental y tu rendimiento laboral. También podés pedir una clase de Yoga en tu empresa a primera hora y arrancar la jornada relajándose en equipo.

  • Rutina de ejercicios

Otra opción es empezar el día haciendo deporte. Los beneficios físicos son solo una parte del combo. Sudar por la mañana te ayuda a afrontar el día con más energía, ya que tu cuerpo lleva más tiempo ‘despierto’. Además, hacer ejercicios estimula la producción de endorfinas, que nos permiten afrontar el día con una sensación de bienestar casi inigualable.

  • Leer el diario

Leer el diario, aunque muchas veces las noticias nos bajonean, implica un nivel de atención y de comprensión que al estar recién despiertos no solemos tener. Es una de las maneras más efectivas de activar la mente y desbloquear la creatividad. Escuchar la radio es una alternativa, aunque algo menos efectiva, porque no requiere tanta atención como la lectura.

  • Evitá reuniones matutinas

Queda claro que antes de ir al trabajo la mente debe estar despierta. Por eso no es recomendable saturarte con rutinas tediosas que no te permiten desarrollar un día realmente productivo. De hecho, todo buen líder debería saber qué momento del día es el más efectivo para organizar una reunión. Las realizadas demasiado temprano suponen una carga que no todo el mundo puede soportar. Así que si lo podés evitar, hacelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *