8 ADICCIONES TECNOLÓGICAS

La tecnología ha facilitado la vida de las personas, en la medida en la que se incorporan nuevos dispositivos, herramientas, aplicaciones, Internet de las Cosas… todo parece más fácil, pero todo en exceso es malo y por ello algunos patrones de conducta se han producido en quienes consumen sin límite las nuevas tecnologías.

David McCandless recopiló en la web Intermental todo lo relacionado a estos tipos de desórdenes de conducta producidos por la tecnología, entre estos patrones destacan los siguientes:

Smart Tick o adicción al móvil: Esta manía que ya se ha convertido incluso en un problema de salud social, los usuarios de smartphone están permanentemente conectados a su dispositivo y chequeando nuevas notificaciones, o si ha llegado algo nuevo, simplemente no controlan el uso del móvil aun cuando se encuentran en reuniones. Básicamente la generación millennial es la que mayor sufre de este efecto de la hiperconectividad, en todo momento necesitan saber que sucede y su medio de acceso más inmediato es un móvil.

Dingeing: Este trastorno producido por la tecnología recibe su nombre por las palabras en inglés digital bingeing, se refiere al uso compulsivo del botón de encendido de un móvil luego de haber durado algunas horas de separación con el dispositivo, al punto que la persona valore ese momento como el reencuentro con un ser querido.

BackLog Depresión: esta perturbación también se asocia a los usuarios de móviles, de tablets y ordenadores, la persona sufre episodios de estrés y depresión si no puede revisar los mensajes y correos acumulados, le produce grandes niveles de ansiedad y no logra recuperar la calma fácilmente.

Divorce o divorcio digital: Es posible que este comportamiento también sea bastante común verlo en la cotidianidad, muchas parejas que están cenando, en algún parque o incluso en casa frente a la TV pero cada uno se encuentra revisando su móvil sin siquiera cruzar una palabra, luego de una jornada laboral todavía tiene más valor el dispositivo que la conversación en pareja.

 

Otros tipos de trastornos son asociados directamente al uso de Internet como:

Thumbsucker: Quien vive esta manía simplemente no puede resistirse al uso de la web, si se encuentra en el móvil navega en cualquier contenido, si está en la oficina siempre tiene Google disponible o si se encuentra en casa el ordenador nunca está apagado, simplemente siempre estará conectado.

Computational Bleed: Quienes tienen este trastorno normalmente confunden su identidad web con la vida real y normalmente viven ansiedad y frustración por las altas expectativas que se fijan en función de lo que consiguen en línea.

FOMO (Fear of Missing Out): Está asociado al miedo a perder algo en internet, es decir en juegos virtuales, algún tipo de actividad de competencia o algún tipo de archivo que realmente no represente un peligro para la persona.

Wiki-ism: otro patrón muy común es el Wikismo, algo que también es muy común, mayormente en la comunidad joven que utilizan como fuente de consulta la enciclopedia libre Wikipedia y que además aseguran que su contenido tiene la verdad absoluta, cuando realmente posee muchas imprecisiones, pero no emplean ningún otro método de consulta.

 

Estas manías o patrones de conducta han sido producidos por la enorme exposición que tienen las personas a la tecnología, permitiendo que en muchos casos los niños y jóvenes tengan acceso sin control a dispositivos y a Internet terminando por ser, lejos de un beneficio, un nuevo problema.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *