8 CLAVES PARA ENTENDER EL ASHTANGA YOGA

El ashtanga yoga fue creado por el maestro indio Pattahbi. Es utilizado por millones de personas en el mundo por sus grandes beneficios a nivel físico y mental, para alcanzar la paz y el equilibrio internos. ¿Querés saber qué tiene de particular la disciplina ashtanga? Te damos ocho claves para entenderla.

  • Aúna varias técnicas en una. Esto significa que utiliza varias metodologías de ejercicio tanto para el cuerpo como para la mente como posturas, control de la respiración y meditación. Se trata de uno de los tipos de yoga más completo.
  • Su práctica incluye 8 pasos: yama, o principios éticos del yoga; niyama o purificación; asanas o posturas; pranayama o control de la respiración; pratyahara o control de los sentidos; dharana o concentración; dhyana o meditación y samadhi o contemplación.
  • Trabaja la fuerza, la resistencia y el calor en todo el cuerpo. Es un ejercicio intenso que estimula la transpiración, con lo cual ayuda a eliminar las toxinas acumuladas en el organismo.
  • Debido a que trabaja sobre el cuerpo de forma holística, los beneficios se pueden agrupar en tres categorías: física, emocional y mental. Esto influye en una mejor relación del individuo consigo mismo y con los demás, e incluso es eficaz para mejorar la vida sexual.
  • Ayuda a controlar las emociones, y las separa de los sentimientos. Por ejemplo, una emoción es una respuesta de nuestra mente ante una situación ya reconocida como los celos. Un sentimiento es el amor. Con la práctica regular del ashtanga yoga se aprenderá a sentir de manera consciente y evitará que las emociones tengan un poder excesivo sobre nosotros.
  • Las posturas practicadas en este tipo de yoga sumadas al control de la respiración, la meditación y la concentración permiten adquirir una mayor claridad mental. De este modo, nos predispone a afrontar los situaciones diarias con paciencia y tolerancia.
  • Permite un manejo eficaz del estrés y estimula el sistema inmunológico, con lo cual se pueden prevenir afecciones de la salud.
  • ¡Es apto para todos! Lo único que tiene de difícil esta disciplina oriental es el nombre. Es recomendable para cualquier persona, incluso para aquellas nunca han hecho actividad física o carecen de flexibilidad.

 

Fuente: www.objetivobienestar.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *