ALIMENTACIÓN SALUDABLE Y PRODUCTIVIDAD

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), una nutrición inadecuada puede llegar a traducirse en un descenso de la productividad de hasta un 20%. Las empresas son cada vez más conscientes de que las políticas de hábitos de vida saludable contribuyen a mejorarla y a reducir el ausentismo. Fomentar este tipo de iniciativas desde la organización es una forma eficaz para atraer y retener el talento.

La empresa de outsourcing ISS ha realizado un estudio que analiza de forma transversal la salud y la nutrición en el lugar de trabajo y sus efectos sobre la productividad. «Las empresas tenemos un papel clave a la hora de promover hábitos de vida saludable desde los espacios de trabajo», según Javier Urbiola, CEO de ISS Iberia. Para que las políticas sean efectivas los programas deberían ir más allá de la alimentación y tener en cuenta también otros factores como los aspectis físicos – gimnasia laboral, running, clases de baile o yoga– y los servicios de información, como charlas y asesoramiento in company.

 

El estudio de ISS también destaca que el 85% de los trabajadores tiene interés en que la empresa facilite información sobre cómo tener una alimentación saludable en el lugar de trabajo. Una buena opción sería que las empresas incorporasen perfiles profesionales especialistas en nutrición y psicología. En este sentido, el doctor Jesús Román Martínez, presidente del Comité Científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación, asegura que «el lugar idóneo para educar al trabajador en buenos hábitos de nutrición es el trabajo».

Fuente: circuloempresarioscartuja.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *