CÓMO ELIJO BUENAS ZAPATILLAS PARA CORRER


Salir a correr implica contar con la indumentaria correcta, de manera de evitar lesiones y estar realmente cómodos. A continuación, te decimos qué cosas tener en cuenta a la hora de elegir zapatillas de running.


Primero, tenés que considerar tu peso corporal. Las zapatillas tienen unos rangos de peso recomendados en función de la amortiguación y la estabilidad. Si pesás hasta 65 kg deberías usar unas ligeras y con menos amortiguación. En cambio, si pesás más vas a necesitar otro soporte, lo que se traduce en zapatillas con más materiales y más tecnología.

Por otro lado, preguntate qué tan seguido te lesionás o sufrís dolores. Esto es importante porque hay zapatillas que pueden disminuir tus riesgos de lesión. Si, por ejemplo, tenés fascitis plantar (inflamación del tejido conectivo que une el talón con los dedos del pie), hay que buscar modelos que den apoyo en la zona del arco. Si sufrís de sobrecargas en los gemelos habrá que buscar zapatillas más altas.

Otro punto a tener en cuenta es el arco del pie. Para saber qué tipo de arco tenés, andá a un especialista que te asesore. Si tenés pie plano no vas a poder comprar zapatillas con un arco muy marcado. También elegí las próximas zapatillas en función a tu estado físico: ¿caminás o corrés despacio o muy rápido? Para ritmos lentos se necesitarán zapatillas flexibles, en tanto que los runners con buena forma física ya tendrán la musculatura más desarrollada y mayor flexibilidad, así que estarán preparados para zapatillas más ligeras y con menos amortiguación.

El ancho de tu pie y el talle, son dos items importantes. ¿Cuándo sabemos que una zapatilla te queda perfecta? No simplemente cuando nos entra sin esfuerzo, sino cuando nos sobra un dedo de la mano entre el dedo más largo del pie y la puntera de la zapatilla. Esto considera porque los pies suelen hincharse cuando corremos varios kilómetros, así que hay que dejar cierto margen para evitar rozaduras y ampollas.

Por último, no te olvides del terreno y del clima en el que vas a entrenar. En cuanto al primero, tené en cuenta que si corrés por el asfalto o las veredas, será más indicado comprar zapatillas con amortiguación blanda. Si vas a correr por parques o por el pasto, la estabilidad y el agarre serán la prioridad. Respecto al clima, para temporadas de lluvia necesitarás un tipo de zapatillas con mayor agarre, mientras que en períodos de extremo frío o calor, vas a usar otras con, por ejemplo, mayor aislación térmica.

Ya no tenés excusas para sumarte al Intervalo Running Team. Dale, ¿Qué estás esperando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *