EMPRESAS QUE JUEGAN, EMPRESAS QUE CRECEN

¿Qué persona inteligente permitiría que su personal se desmotive fácilmente por culpa de una estructura rígida y estrictamente formal en su rutina de trabajo? Somos víctimas de una sociedad cada vez más exigente, demandante de efectividad y optimización laboral. Pero las jornadas de ocho horas muchas veces provocan el efecto contrario, y la gimnasia laboral aparece como una medida efectiva para lograr los resultados perseguidos por toda compañía.

La correcta implementación de gimnasia laboral da como resultado una mayor rentabilidad para la compañía, ya que persigue una mejora en el estado anímico de cada uno de los empleados y una disminución de los accidentes vinculados a la fatiga muscular.

Podría decirse que es sentido común, recurramos a la lógica que nos enseñaban en el colegio: Los empleados se divierten en el trabajo, el ambiente de trabajo se torna más divertido y les permite tener un mejor desempeño, ¿la conclusión? el rendimiento del empleado mejora y la productividad de la compañía aumenta. Lo mejor  de todo esto es que sólo lleva 15 minutos dentro de la jornada laboral.

 ¿Cuáles son las ventajas principales?

 

  1. Los expertos afirman que si las compañía que se preocupa por el bienestar del trabajador, tienden a ser más exitosas que las que no lo hacen, ya que crean un vínculo de compromiso con el empleado y un sentido pertenencia con la empresa.

 

  1. Realizar actividad física 2 o más veces a la semana, eleva los niveles de oxigenación en la sangre y permite que circule mejor por el torrente sanguíneo, incrementando el grado de tolerancia a la fatiga física y mental.

 

  1. Los trabajadores mejoran su postura corporal, conservan su salud y evitan dolores o lesiones provocados por fatiga o contracturas musculares que puedan ser producto de la labor cotidiana dentro de una empresa.

 

  1. Los índices de ausentismo laboral son reducidos considerablemente.

 

  1. Gracias a las dinámicas realizadas durante las pequeñas jornadas de ejercicios, se fomenta una mayor interacción entre colegas y con mayor confianza.

 

  1. Reduce el estrés y el cansancio mental, por ende mejora la concentración.

 

  1. Mejora las relaciones laborales y la condición de vida de los trabajadores.

 

8. Aumenta la predisposición para el trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *