¿CÓMO FIDELIZAR CON UN EVENTO CORPORATIVO?

Los eventos corporativos son una de las más poderosas herramientas del marketing y de la comunicación de hoy pues permiten acercar una experiencia vívida. Esto tiene sentido en un mundo cada vez más digital donde, paradójicamente, cobra relevancia la importancia de las conexiones humanas persona a persona.

 

Por ello, las empresas son cada vez más conscientes del poder fidelizador de sus eventos, tanto para su público interno como externo, y saben que pueden convertirse en su gran aliado a la hora de prosperar y evolucionar en el sector.

 

Los encuentros o eventos corporativos hablarán de la marca, y permitirán que las personas la conozcan y la entiendan tal y como es. Al fin y al cabo, la mejor forma de fidelizar pasa por conocer y confiar. Proporcionar a los diferentes públicos una experiencia única y  memorable hará que inevitablemente sientan empatía hacia la compañía, y por supuesto, es imprescindible que el evento esté bien dirigido bajo su visión y valores.

 

Aunque cada vez son más las empresas que apuestan por realizar encuentros con sus públicos, aún no estamos acostumbrados a que las marcas nos “den” sin pedir nada a cambio. Por ello, es importante que a la hora de realizar un evento corporativo éste no se convierta en un monólogo centrado en “hablar de la empresa” y enfocado a la venta. Los participantes lo notarán y probablemente tomarán una actitud de reticencia que en absoluto beneficia. Todo lo contrario, debe tratarse de encuentros en los que, por encima de todo, los invitados sientan que la empresa se preocupa por sus necesidades, que sus inquietudes son escuchadas, que son los protagonistas reales, que se les quiere dar una serie de contenidos que les aporten y les sean útiles en sus vidas.

 

Esta tipología de eventos también es muy útil cuando quieren generar nuevas actitudes o cambiar pensamientos (romper paradigmas que entorpecen o detienen el crecimiento creativo y la sinergia de trabajo). Dar una imagen de mayor cercanía y accesibilidad siempre será bien valorado por los públicos internos y externos. Los eventos corporativos deben conseguir hacer que sus asistentes se sientan especiales, parte de la empresa, parte de una comunidad, ya que sólo así se forjarán los verdaderos sentimientos de unión y confianza que se pueden alcanzar con el evento.

 

Talleres, comidas o jornadas de puertas abiertas son algunas de las muchas opciones que existen. Aquí entra en juego nuestra originalidad y capacidad de innovación. Pero sobre todo, e independientemente de lo que queramos transmitir, todas las marcas deben ser conscientes del poder de los eventos corporativos para dotar a las  empresas de personalidad, y gracias a esta, la imagen de marca cobrará vida.

 

En Intervalo Productivo concebimos cada evento como una oportunidad, un canal de comunicación sumamente interesante. Nos involucramos en la idiosincrasia de nuestros clientes y evaluamos opciones creativas, pensándolas a la medida de manera original. Nos diferenciamos por nuestra ocurrencia y capacidad para transmitirle al público lo que la “empresa hace o piensa”, sus valores y potenciar la interacción de los participantes.

 

Planificamos estratégicamente todos los eventos del año de nuestros clientes, alineándolos a un proyecto global de marketing, comunicación, ventas o recursos humanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *