GIMNASIA LABORAL: CORRIGE POSTURAS, LIBERA EL ESTRÉS Y REDUCE EL SEDENTARISMO

¿Sabías que, con solo 30 minutos de actividad física por día y pausas laborales cada 3 horas, estás cuidando mucho tu salud? El sedentarismo es uno de los factores de riesgo más peligrosos para ciertas enfermedades crónicas que están apareciendo a cada vez más temprana edad, como la obesidad, la diabetes o la hipertensión. La causa principal de esta condición es el cambio de hábito al que nos “obligan” las tecnologías. En lugar de pasar un domingo en la plaza o al aire libre, preferimos comer algo rico mirando una buena serie en el sillón. Y si en nuestro tiempo de ocio estamos quietos, ¿qué nos queda para las horas de trabajo?

Por suerte existe la gimnasia laboral, que funciona como un “reeducador” postural. Se realizan ejercicios para la columna, la espalda y las piernas que ayudan a estirar los músculos y nos enseñan a respirar y relajar. Entre los principales beneficios de la gimnasia laboral encontramos: alivio del estrés, reducción del sedentarismo, aumento de autoestima de los trabajadores, y prevención de lesiones posturales causadas por los movimientos repetitivos.

Gimnasia laboral como pausa activa y estilo de vida

Lo ideal es levantarse de la silla y realizar los ejercicios, al menos, cada 3 horas, siempre bajo la supervisión de un profesional. Si esto se complementa con 30 minutos de actividad física extra-laboral (caminar, correr, bailar, ir al gimnasio) notaremos cambios muy positivos en la salud.

En Intervalo Productivo no solo organizamos y llevamos pausas activas con gimnasia laboral a las empresas, sino que también damos clases de Zumba, Yoga y sesiones de masajes. Y una vez que salís del trabajo, te podemos ayudar con un Running Team, para que cumplas tu rutina de ejercicios y te vuelvas a casa realmente reconfortado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *