HOME VS. OFFICE: ¿TRABAJAR EN LA OFICINA O EN CASA?

¿Es tan bueno el trabajo desde casa como suena? ¿La modalidad fija está quedando atrás? Veamos cuáles son los pros y contras de ambas modalidades de trabajo.


El teletrabajo, también conocido como home office, es una tendencia cada vez más frecuente en el mercado laboral. Se trata de llevar el trabajo a casa, y realizar las mismas tareas que hacemos en la empresa, pero desde la comodidad del sillón, la cama o el escritorio personal. A priori, suena interesante y muy placentero, pero ¿es realmente más beneficioso que ir a cumplir un horario a la oficina?

Beneficios y desventajas del home office

Entre los puntos fuertes de trabajar desde casa encontramos los siguientes:

  • No tenés más problemas de tráfico

  • Ahorrás tiempo, porque terminas de trabajar y no tenés viajar hasta casa

  • Horarios más flexibles

  • Si estás más contento, sos más productivo

  • En caso de tener hijos, se comparte más tiempo con ellos sin desatender lo laboral

Respecto a las desventajas, podemos mencionar:

  • Distracciones peligrosas (nadie te está vigilando, podés chusmear el Facebook o leer un rato)

  • Dificultad para establecer una disciplina laboral y más tendencia a atrasarte

  • Tiempo en familia ¿de calidad?

  • El soporte técnico corre por tu cuenta

  • Menos relaciones laborales

Beneficios y desventajas del trabajo fijo

Pasemos ahora a los beneficios de trabajar de modo presencial en la oficina:

  • Mejor control u organización de tiempo

  • El horario laboral definido ayuda a organizar otras actividades libres o personales

  • Podés hacer horas extras

  • Trabajar en equipo aliviana las presiones

  • Mayor conexión e identificación con la organización

Finalmente, estos son los principales puntos negativos del empleo fijo:

  • Tenés que perder el día si no te sentís bien o tenés que hacer un trámite

  • Menos tiempo para realizar tareas personales

  • Es necesario solicitar permisos para faltar o llegar más tarde

  • El tráfico y el transporte son dos factores que suman horas a tu rutina

Como vemos, cada modalidad tiene sus puntos fuertes y sus desventajas. Será una cuestión de poner todo en la balanza, negociar condiciones entre colaborador y empresa y decidir juntos, cual es la vía más adecuada para la concreción de los objetivos. Lo más importante es que ambas partes estén conformes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *