La inseguridad laboral sí es una sensación

En medio de una gran preocupación y una crisis económica que se viene agravando en los últimos meses, el CEM (Centro de Estudios Metropolitanos) realizó encuestas telefónicas a 1.293 personas de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense para conocer como es el clima laboral en sus trabajos.

El índice de seguridad laboral bajó de los 55 puntos a fin de 2017 a 46 a fin de 2018. O sea que hay mucha menos sensación de seguridad laboral. La caída del empleo y el miedo a perder el trabajo existen en cualquier trabajador que ve que su empresa no vende o que factura menos, especialmente si es una PyME o un pequeño comercio.

El informe releva también que a fines de 2017, el 30% decía que era muy o algo probable que perdiera el trabajo en los siguientes meses. Ese porcentaje subió al 44% en 2018. Cuando se le preguntó a los entrevistados cómo está su situación laboral comparada con un año atrás, el 51% afirmó que es peor o mucho peor.

Además, el 63% afirma que el sueldo no le alcanza y tiene grandes dificultades económicas. Por último, el 46% sostuvo que en su hogar hubo alguien que perdió el trabajo durante 2018.

Como se ve, el miedo a perder el trabajo es reflejo de la realidad que estamos viviendo todos los argentinos. Las empresas no pueden desestimar estos datos ya que el miedo y la baja autoestima repercuten directamente en la productividad de su personal.

Por eso Intervalo Productivo propone dinámicas de team building, motivación y liderazgo (entre muchas más) para ayudar a las organizaciones a mejorar el clima laboral, especialmente en momentos difíciles como los que vive hoy nuestro país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *