EL MURALISMO CREA SINERGIA EN EL EQUIPO

Durante el encuentro de fin de año, nuestro cliente buscó evidenciar el valor del trabajo en equipo, la importancia de interactuar entre todos los miembros de las diferentes unidades de negocios que dan vida a la compañía. Muchas veces se habla de la “sinergia” como el motor de una compañía, la verdadera fuerza que permite avanzar al grupo. La Real Academia Española define a la “sinergia” como “la acción de dos o más causas cuyo efecto es superior a la suma de los efectos individuales”. Cuando propiciamos esa sinergia algo mágico ocurre. Por eso, decidieron planear una actividad que bajara fácticamente aquella teoría. Fue así como convocaron a María Marta Ferrando, una artista plástica que desde hace años está abocada a la realización de murales inclusivos. Ella conoce perfectamente lo que son el esfuerzo y la superación, dado que su vida ha sido muy dura. Martu nació con espina bífida y tuvo que pasar por muchas operaciones para poder sobrevivir. En una sociedad que se caracteriza por criticar la apariencia física y estética de las personas, ella hizo del arte su espacio para acercar a todos aquellos que presentaban dificultades motrices o intelectuales. Luego de estudiar el Profesorado Nacional de Dibujo y Pintura, realizó un máster en Arte Terapia y comenzó a dar clases para chiquitos con síndrome de Down. Formó parte de diversos talleres y jornadas de conexión creativa. Se sumó al Colectivo de Artistas UN LUGAR, con quienes llevan adelante acciones diversas orientadas a gente de bajos recursos. Cuando le acercamos la invitación para que nos ayudara a coordinar la realización de un mural que tuviese como protagonistas a los miembros de todo el equipo de la empresa, ella aceptó encantada. Así fue como los fue guiando y ayudando de manera lúdica a concretar este sueño, EL MURAL DE LA SINERGIA. Hoy, ese mural, un tríptico en el que están ilustrados diversos íconos que reflejan el trabajo de las distintas unidades de negocios de la empresa, está expuesto en la sala de reuniones como la obra absoluta de ese efecto superior. Y allí quedará, para recordárselo siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *