¿QUÉ ES EL SALARIO EMOCIONAL?

Se trata de una tendencia que pisa fuerte en todo el mundo. Más allá de lo que una persona perciba como retribución por su trabajo, y de lo que pueda hacer con ese ingreso, hay otras formas de sentirse a gusto con el empleo. Y es allí donde empieza a jugar lo que los consultores en bienestar llaman “salario emocional”.

Se trata de contener a los empleados en mejores condiciones laborales, para que ese empleado obtenga, en las horas de trabajo, bienestar en ese lugar. No hay que olvidarse que la mayor parte de los trabajadores pasa más horas activo en su oficina que en su propia casa, y eso incluye también que come allí, y que tiene menos tiempo libre para repartir entre otras actividades como hacer ejercicio o estudiar. Esto, claro está, sin contar con el que destina a su vida familiar y social.

La idea del “salario emocional” pisa fuerte en organizaciones de Europa y EE.UU. Distintos estudios afirman que un trabajador feliz y saludable es también más productivo, se ausenta menos y trae más beneficios para las empresas. Son beneficios que van más allá del sueldo y que hacen a un mayor bienestar. Ejemplos de esto son nuestros programas de alimentación saludable, ejercicio de relajación como el Yoga, o tiempo de esparcimiento, como los Family Days.  A esto se suman otras cuestiones más vinculadas al Work Life Balance, como horarios flexibles, vacaciones extendidas, o home office.

Otra de las propuestas son las pausas activas, de entre 10 y 15 minutos dentro de la misma oficina, en las que se llevan a cabo una serie de ejercicios físicos, haciendo elongación, estiramientos y trabajos de ergonomía.

En Intervalo Productivo estamos felices de ayudar a las empresas a enriquecer día a día ese salario emocional para sus colaboradores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *