EL DESAFÍO DE APLICAR LAS REGLAS DEL FAIR PLAY EN LAS EMPRESAS

Las buenas prácticas no solo existen en los deportes y la competición. Ellas deben estar presente en todos los ámbitos de la vida. Por eso hoy hablamos del Fair Play. También conocido como “juego limpio” es una expresión muy utilizada para denominar el comportamiento leal y sincero, además de correcto, en el deporte; en especial fraterno hacia el contrincante u oponente, respetuoso ante el árbitro y adecuado con los asistentes.

También implica jugar sin hacer trampas y manteniendo una buena convivencia con compañeros y rivales, sin groserías ni actos similares, y sin generar discusiones ni peleas. Como vemos, son conceptos y valores totalmente aplicables también a la convivencia en la oficina. Por eso hemos reformulado un poco las Reglas de Oro del Fair Play para que sean aplicables por los colaboradores de las empresas.

Estas son:

• Jugá limpio.
• Jugá a ganar, pero aceptá la derrota con dignidad.
• Aceptá las reglas de juego.
• Respetá a todas las personas que intervienen en el partido.
• Rechazá aquello que represente una amenaza para la actividad.
• Ayudá a otros a no ceder ante las frustraciones.
• Utiliza el juego para mejorar el mundo.

Existen muchas herramientas y actividades para poner en práctica estas reglas y fomentar un clima laboral más relajado y ameno que mejore la productividad. Si te interesa conocer más sobre estas prácticas y nuestros talleres para colaboradores, no dudes en comunicarte con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *