¿Cómo responder preguntas difíciles en una entrevista?

Con el espíritu de prepararte para tener éxito en una entrevista de trabajo, Diario La Nación reunió algunas de las preguntas más difíciles que pueden llegar a hacerte (y sus respuestas). Leelas a continuación:

¿Qué cosa supone la gente de vos que es incorrecta?

El objetivo de esta pregunta es saber en qué medida tenés conciencia de vos mismo, pero también si estás dispuesto a hablar de fallas y errores. Debieras poder compartir honestamente algunas experiencias, pero también centrarte en convertir esas experiencias negativas en positivas.

¿Qué tareas te gusta realizar?

Con esta pregunta el entrevistador busca saber un poco más sobre tu estilo de trabajo. Pero también si sos consciente de cómo trabajas mejor. Porque lo que quieren es contratar a alguien que sabe pedir lo que necesita para rendir.

Comenzá por centrarte en una debilidad que has reconocido en vos mismo, como “nunca estuve cómodo delante de mucha gente, por lo que siempre temo hablar en público o hacer presentaciones en reuniones muy grandes”. Luego explicá cómo has trabajado para mejorar esos puntos débiles. “Me molestaba tanto hablar en público, así que decidí hacer un curso”. Y terminá con algo así como: “Aunque sigue siendo algo que no disfruto totalmente, me siento mucho más cómodo en ese rol que antes”.

¿Qué estás leyendo actualmente?

Podes mencionar algunos detalles de la novela que tenés en la mesita de luz -es una gran manera de mostrar personalidad- pero también recomendamos que lo relaciones con tu carrera. Mencioná algunos blogs que visitas regularmente que tengan que ver con el sector en el que trabajas. Hablá de un artículo reciente que leiste sobre un tema que se relaciona con tus intereses profesionales. Esto muestra al entrevistador que sos apasionado por lo que hacés o lo que aspirás a ser.

¿Si fueras contratado, qué quisieras cambiar de nuestra compañía/departamento?

Esto tiene que ver con mostrar un conocimiento claro de las metas e intereses de la compañía, así como un ojo crítico inteligente. Tratá de ser lo más específico posible al hablar y no tengas miedo de hacer preguntas para clarificar. Por ejemplo: “Vi en su web que se están expandiendo a cursos online junto con sus eventos en vivo. ¿Es algo que están planificando para los próximos meses? Porque en ese caso diría que quiero dedicar una buena porción del presupuesto de marketing a eso porque…”

¿Qué es este período en blanco en tu CV?

Puede que te hayan despedido, o te hayas tomado unos meses sabáticos para viajar. Si un entrevistador advierte un período no cubierto, probablemente te lo pregunte. Especialmente si te despidieron, es esencial que te centres en como tomaste el control de la situación y por qué estás listo para volver a trabajar. Una buena manera de manejar esto, por ejemplo, respondiendo algo así: “Se convirtió en realidad en una gran experiencia porque comencé a hacer proyectos de marketing freelance y rápidamente advertí que me fascinan las estrategias de crecimiento a través de las redes sociales, cosa en la que no pude concentrarme en mi trabajo anterior”.

¿Qué es lo que más te disgusta de tu actual trabajo? ¿Cúal sería el día de trabajo ideal? ¿Por qué deberíamos contratarte? ¿Qué salario pretendés? Son otras preguntas que te pueden llegar a hacer. ¡Estate listo y andá con algunas ideas preparadas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *