¿SOS LIDER?: 5 COSAS QUE DEBÉS EVITAR

Ser líder no es tarea sencilla. Existe una cantidad asombrosa de libros intentando explicar cómo uno debe hacer para convertirse en el líder ideal o cómo llegar a ser un héroe y un referente a la vez para nuestros empleados. Te contamos cinco actitudes que debés evitar para escapar del fracaso.

El espíritu emprendedor suele ser una cualidad imprescindible para triunfar como empresario, pero no es suficiente. Para coordinar a un grupo de empleados o colaboradores y sacarle el máximo rendimiento a su trabajo se necesitan otra serie de cualidades relacionadas con la psicología organizacional que no se suelen aprender en las escuelas de negocios.

 

La línea entre el éxito y el fracaso empresarial suele ser tan estrecha que los errores insignificantes se pueden convertir en la antesala de un malogrado proyecto. He aquí nuestros cinco ítems anti-liderazgo:

1.  Si necesitás que resuelvan los problemas, incentivalos a buscar soluciones con tu ayuda. 

 

Un jefe debe favorecer las condiciones adecuadas para que sus trabajadores realicen correctamente su labor, aunque sin dejar de animarlos para que resuelvan los problemas por sí mismos. Utilizar sistemáticamente respuestas como “dejá de quejarte y hacé tu trabajo” provocan que el trabajador se sienta poco valorado, lo que afectará a su productividad en la empresa.

 

  1. No dejes de cumplir tus promesas

 

A la hora de motivar a un equipo con incentivos se debe tener la certeza de poder cumplir lo prometido. Este tipo de estrategias son muy recurrentes entre los jefes para obtener beneficios adicionales de sus empleados pero, si bien logran su cometido en un principio, al incumplir las promesas se desgasta la relación laboral creando un sentimiento de frustración y desengaño entre el equipo.

 

  1. Evitá los eufemismos y andá de frente

 

Lo mejor es decir lo que realmente se piensa, sea positivo o negativo, para evitar dar la sensación de que no interesan las propuestas que llegan de parte de los empleados.

 

  1. Evitá las comparaciones entre empleados

 

Se dice que las comparaciones son odiosas, pero cuando se hacen entre dos trabajadores de un mismo equipo se multiplican sus efectos negativos. Su doble impacto se debe a que esta actitud desmoraliza tanto al humillado como a los testigos.

 

  1. No te apropies de los méritos de tus empleados

 

Cuando se solicitan ideas e iniciativas a los trabajadores se debe reconocer su autoría, en lugar de apropiarse de ellas. Las actitudes de los jefes deben encaminarse a facilitar el mejor desempeño profesional entre su equipo, por lo que se deberán evitar los engaños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *