Que tu trabajo no te aburra

No suena ilógico afirmar que pasar ocho o más horas dentro de una oficina durante toda la semana lleve eventualmente al aburrimiento del empleado. De hecho se estima que alrededor de un cuarto de los trabajadores de oficina sufre de aburrimiento crónico, lo que lleva a perder la concentración, el interés, y la reincidencia en errores durante la jornada de trabajo.

Como no queremos que desquites tu ansiedad con café, chocolate o un par de chops de cerveza al salir de la oficina, te proponemos algunos tips para romper con la linealidad de tu rutina y recobrar el interés por tus tareas laborales.

Hacele algunas preguntas clave a tu jefe

Cuestionate sobre las necesidades y oportunidades de crecimiento en la empresa y sobre las iniciativas que no están funcionando bien en tu departamento, para poder brindarle un informe que termine por sorprenderlo.

Buscá tareas temporales
Mantenete atento a los boletines informativos internos o bien hablar con el personal de recursos humanos para estar al tanto de las oportunidades de crecimiento dentro de la compañía.

Almorzá con tus compañeros

Podés invitar a almorzar a algunos miembros de la compañía para averiguar qué es lo que los motiva o para averiguar si hay algún nuevo proyecto en el que podés colaborar, esto puede oficiar como un gran motivador.

Encontrá un proyecto que te entusiasme
Lo ideal es que puedas hacer lo que más te guste y motive, desde organizar un picnic entre compañeros hasta colaborar en tareas voluntarias o algún otro proyecto interesante. Si no tienes la oportunidad de embarcarte en una iniciativa que realmente despierte tu interés, probá hacer algo que te guste fuera de la empresa.

Pedile más trabajo a tu jefe

Tu jefe te agradecerá que seas honesto y le pidas ampliar tus tareas diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *