TUS PIES, ESPEJO DEL ALMA

Es una cuestión de creer o reventar. La reflexología se basa en la creencia de  que en las 7.000 terminaciones nerviosas de nuestros pies se encuentra reflejado todo el organismo.

De este modo, a través de la terapia se podrían llegar a tratar un gran número de patologías o tratornos, tales como estreñimiento, ansiedad, problemas de fertilidad, migrañas, asma o mareos.

shutterstock_295930559
Nuestros pies podrían convertirse en una especie de control remoto a través del cual podemos acceder y dar órdenes a la parte del cuerpo afectada: presión en el talón para acceder a los genitales, el dedo gordo para alcanzar la cabeza, y la parte superior de la planta para llegar a los pulmones.

 

 

Pero, ¿en qué consiste exactamente la terapia? Durante la sesión, se aplican pequeñas digito-presiones a lo largo de toda la planta, dorso, y borde externo de ambos pies. A través del masaje, se logra equilibrar, tonificar y estimular distintos órganos y glándulas del cuerpo, a fines de devolver el estado de salud al organismo.

 

Podría decirse que los pies son el espejo del alma, ya que no importa si nuestra afección es fisiológica, emocional o energética; los pies son una réplica perfecta de todo nuestro ser.

Esto responde a los cinco elementos de la medicina tradicional china: agua, madera, fuego, tierra y metal. Cada uno de los elementos representa un órgano particular y determinada característica psicológica.

La terapia es apropiada tanto como medicina preventiva como para tratar una patología existente, logrando a través de las sesiones un mayor bienestar, alivio  y equilibrio de nuestro organismo. La cantidad de sesiones dependerá de la gravedad de la dolencia que se quiera tratar.
Hay quienes sostienen que la enfermedad como tal no existe, que es sólo cuestión de saber dominarla. Las emociones tienen un mayor control sobre el organismo del que imaginamos, y es válido aprender a gestionarlas para proporcionar un mejor estado de salud a nuestro cuerpo.
Los efectos más inmediatos son la relajación, reducción del estrés, mejora de la circulación y estimulación del sistema inmunológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *