VIAJE GASOLERO A LA OFI: ¿CÓMO LOGRARLO?

Sube el precio de la nafta, de los peajes y de los estacionamientos. Aumenta el boleto de colectivo, tren y subte. Todo esto nos obliga a ajustarnos cada día más y a evaluar nuevas formas para ahorrar. Muchas veces, buscar un trabajo más cerca, que implique menos viaje y menos gasto, no es una opción. Pero si están saliendo a la luz, otras maneras creativas de lograr un viaje más gasolero hasta la oficina.

Compartir el auto

El famoso “carpooling” se materializó a través de muchas plataformas sociales en las que podés organizar viajes en auto compartido y dividir los gastos. Por ejemplo teneslugar.com, una iniciativa de Mercedes Benz que ya cuenta con importantes empresas adheridas, permite solicitar u ofrecer asientos libres a compañeros del trabajo.

La cadena de supermercados Wall Mart tiene un programa de carpooling, a través de Workplace, la plataforma de comunicación interna de Facebook. Conecta a los empleados para que se organicen para trasladarse, llegar a tiempo al trabajo y potenciar lazos. Además, facilitan un lugar especial de estacionamiento para aquellas personas que se suman al programa.

Chárters y taxis

Otra alternativa es contratar un servicio de chárter. Hay muchas empresas que lo ofrecen dentro de sus beneficios corporativos, desde y hacia diferentes puntos de la ciudad de Buenos Aires y GBA. Y aunque en muchos otros casos el costo del servicio es descontado del sueldo del empleado, suele resultar más económico que si utilizara transporte público o su propio vehículo.

Otras organizaciones eligen, por ejemplo, habilitar a sus colaboradores un servicio de taxis y definir en qué rango horario se puede usar y hasta qué monto. Cabify de hecho atiende unas 1400 empresas.

Las empresas no solo están migrando hacia áreas menos colapsadas de la ciudad, para evitar el estrés que genera viajar tanto y gastar dinero en viáticos. También están ocupadas en brindar a su personal mayores facilidades para que el work-life balance deje de ser una utopía y se convierta en realidad.

 

Fuente: Diario La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *