VOLVER A LOS ORÍGENES DEL MOVIMIENTO PARA ENTRENAR

Una vuelta a lo natural, en este caso en el mundo del fitness. Una modalidad de entrenamiento que cada vez gana más adeptos ya que se dejan de usar máquinas o elementos externos, y se aprovecha el peso del propio cuerpo para enlazar ejercicios que imitan el desplazamiento de los animales.

“Es un movimiento que comenzó con Georges Hébert (instructor de educación física francés) que al observar la performance y adaptación de nativos africanos en su contexto geográfico creó el Método Natural, un sistema de entrenamiento que imita los movimientos de los animales y desarrolla una forma de moverse lo más primigenia posible”. Esto explica el coach y entrenador en alto rendimiento Juan Martin Coronel en una nota del Diario La Nación.

Este tipo de entrenamiento conecta el cuerpo con la mente en un ambiente natural y hace foco en el movimiento y no en los músculos. Además, se trabaja con transiciones que imitan desplazamientos de animales en donde se entreven influencias de la capoeira, el yoga y el parkour. Por eso, se trabaja mucho en posición cuadrupeda y se lo combina con ejercicios de fuerza, movilidad y flexibilidad. “Hoy son tendencia los entrenamientos outdoor, y todas estas técnicas nos permiten realizarlas fuera de un gimnasio”, dice el entrenador Pablo Benadiba a La Nación.

Algunas técnicas pueden hacer más hincapié en la coordinación, otras en el rendimiento físico, pero siempre se busca explorar movimientos en la mayor cantidad de planos posibles. Los diferentes animales, desde un mono hasta un tigre, son ejemplos básicos de cómo un movimiento se vuelve óptimo en la naturaleza”, apunta Juan Martín Coronel.

Fuente: La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *