NO TE DEJES COMER POR EL ESTRÉS

El estrés laboral nos hace aumentar nuestros niveles de ansiedad, y nos lleva a ingerir alimentos poco saludables y elevados en calorías. A medida que aumenta el estrés, aumenta la hormona Grelina en sangre: una hormona que estimula la sensación de hambre.

Aunque no podemos garantizar que tu estrés desaparezca, podemos ayudarte a poner en práctica algunos consejos para alimentarte mejor y controlar tus impulsos.

Pensá en las consecuencias

¿Realmente vale la pena como eso? Posiblemente la ingesta de mayores calorías nos haga sentir más pesados y menos productivos en nuestro trabajo. Tené siempre a mano opciones saludables como manzanas, bastoncitos de zanahorias o mis de frutos secos. Te ayudarán a combatir tus antojos al mismo tiempo que te aportarán fibras que benefician a tu organismo.

Planificá tu vianda

Prepará tu vianda para llevar al trabajo la noche anterior, dividiendo en proporciones adecuadas cada uno de los alimentos seleccionados. De esta manera, podrás evitar comer en exceso cuando llegue tu hora de almuerzo o break. Tener tu vianda organizada también ayuda a que no recurras con tanta frecuencia al café o las máquinas expendedoras de snacks.

Tomate tu tiempo para la comida

Es de vital importancia que te tomes el tiempo para prepararte el desayuno antes de ir a trabajar. Priorizá los hidratos de carbono, proteínas y grasas saludables, que ayudarán a aumentar tu energía y mejorar el metabolismo.

Por otro lado, intentá comer alimentos saludables cada dos horas; si dejás pasar mucho tiempo es probable que acumules hambre y termines comiendo más de la cuenta y en horarios desfasados.

Snacks dulces y sanos en el trabajo

Cuando el azúcar en sangre disminuye, el antojo por los alimentos ricos en carbohidratos aumenta, por lo que es muy probable que sucumbas a la tentación de ingerir caramelos o chocolates. Llevarse opciones ricas en azúcar pero saludables al escritorio es una buena solución: bananas, almendras, higos, pasas de uva o frutos secos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *